Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Cómo se gestionan los bienes hereditarios si el fallecido se ha divorciado?

bienes heredados divorcios
bienes heredados divorcios

El matrimonio es un compromiso legal y emocional que une la vida de dos personas en múltiples aspectos, incluyendo sus bienes económicos y expectativas futuras. 

Sin embargo, cuando este vínculo se rompe a través de un divorcio, no solo se desata un proceso emocionalmente agotador, sino que también se desencadenan una serie de consecuencias legales y financieras que pueden extenderse más allá de la simple separación de bienes presentes. Una de estas consecuencias menos discutidas es el impacto del divorcio en la herencia de los descendientes.

Por lo que en este artículo veremos cómo los divorcios afectan las herencias, abordando tanto los aspectos legales como las implicaciones prácticas que pueden surgir cuando un matrimonio llega a su fin. Examinaremos cómo la estructura de un matrimonio y las leyes que lo rigen influyen en los derechos hereditarios, y qué medidas pueden tomarse para proteger esos intereses en caso de una separación.

¿Cómo afecta el estado civil de los progenitores a los herederos?

El estado civil de una persona tiene un impacto significativo en la gestión y distribución de las herencias, especialmente bajo la legislación española que cuenta con particularidades propias en cuanto a la regulación de los bienes en matrimonio y en situaciones de divorcio. En este apartado, abordaremos cómo el matrimonio y el divorcio afectan los derechos hereditarios en España, desglosando las implicaciones legales y prácticas.

Matrimonio y derechos hereditarios en España

En España, al contraer matrimonio, los cónyuges pueden optar por uno de los tres regímenes económicos: sociedad de gananciales, separación de bienes o régimen de participación. Cada uno de estos regímenes tiene un impacto directo sobre cómo se tratan las herencias recibidas durante el matrimonio.

  • Sociedad de gananciales: bajo este régimen, se presume que los bienes adquiridos durante el matrimonio son propiedad de ambos cónyuges. Sin embargo, las herencias, donaciones o legados recibidos por uno de los cónyuges no entran en la sociedad de gananciales a menos que se decida lo contrario, permaneciendo como bienes privativos de quien los recibe.
  • Separación de bienes: en este régimen, cada cónyuge mantiene la propiedad y gestión independiente de sus bienes, tanto los que ya poseía antes del matrimonio como los que adquiera por cualquier título durante este, incluidas las herencias. Esta claridad en la propiedad reduce las complicaciones en caso de divorcio respecto a las herencias.
  • Régimen de participación: aunque menos común, este régimen permite que cada cónyuge actúe independientemente en la gestión de sus bienes, pero participa equitativamente en las ganancias o pérdidas al final del matrimonio, aunque las herencias se mantienen como bienes privativos a menos que se aporten al patrimonio común de forma explícita.

Consecuencias del divorcio en España en el patrimonio hereditario

El divorcio no sólo afecta las relaciones personales y la estructura familiar, sino que también puede tener importantes repercusiones en la administración y distribución de las herencias en España. 

Este impacto es notable tanto en el ámbito legal como en el financiero, particularmente en cómo se tratan los bienes heredados antes y durante el matrimonio. 

A continuación te mostraremos las consecuencias específicas que puede tener un divorcio sobre el reparto de la herencia y la reconfiguración de los bienes y derechos hereditarios. 

El divorcio y la reconfiguración de los derechos hereditarios en España

El divorcio en España lleva consigo la disolución del régimen económico matrimonial, lo cual puede tener importantes repercusiones en la distribución de herencias recibidas durante el matrimonio:

  • En caso de divorcio bajo el régimen de sociedad de gananciales, los bienes heredados que se mantuvieron como privativos no son sujetos a división. Sin embargo, si los bienes heredados se han mezclado con los gananciales (por ejemplo, usando dinero heredado para mejorar un bien ganancial), pueden complicarse los reclamos sobre estos bienes.
  • Para proteger las herencias en cualquier régimen, es recomendable hacer uso de acuerdos prenupciales que especifiquen el tratamiento de las herencias futuras. Esto es especialmente útil para prevenir conflictos y asegurar que los bienes heredados se mantengan fuera del alcance de las disputas de divorcio.
  • Es importante considerar que en España, el divorcio afecta la validez de las disposiciones testamentarias hechas a favor del cónyuge. Una vez el divorcio es efectivo, cualquier beneficio otorgado al ex-cónyuge en un testamento previo se considera nulo a menos que se reafirme post-divorcio.
divorcios herencias

¿Qué impacto tienen los divorcios en las herencias a nivel legal?

  • En España, los bienes recibidos por herencia por uno de los cónyuges durante el matrimonio se consideran generalmente como bienes privativos, es decir, pertenecen exclusivamente al cónyuge que los ha recibido. Esto se mantiene a menos que los bienes heredados se hayan reinvertido en bienes comunes del matrimonio, como la vivienda familiar, caso en el cual podrían considerarse como bienes gananciales.
  • Si durante el matrimonio, los bienes heredados se integran al patrimonio común (por ejemplo, utilizando dinero heredado para adquirir o mejorar un bien inmueble de propiedad conjunta), estos bienes pueden perder su carácter de privativos y pasar a ser considerados gananciales, sujetos a división en caso de divorcio.

¿Cómo influye el régimen económico matrimonial en las herencias?

En el contexto de un divorcio, la liquidación del régimen económico matrimonial puede complicar la protección de herencias:

  • Sociedad de gananciales: en este régimen, es crucial determinar qué bienes son privativos y cuáles son gananciales. Las herencias consideradas privativas deben ser excluidas de la división de bienes, salvo que, como se ha mencionado ya, se haya alterado su naturaleza.
  • Acuerdos prenupciales y su efecto: los acuerdos prenupciales pueden establecer claramente la exclusión de futuras herencias del conjunto de bienes gananciales, proporcionando una capa adicional de protección para los bienes heredados en caso de divorcio.

¿Cómo afecta el testamento a la hora de distribuir los bienes hereditarios en caso de divorcio?

El divorcio puede complicar la planificación hereditaria de las siguientes maneras:

  • Reclamaciones sobre bienes mixtos: si los bienes heredados se han mezclado con los gananciales, puede surgir disputas sobre la proporción que debe ser excluida de la división de bienes. Esto a menudo requiere intervención judicial para determinar la parte del bien heredado que permanece como privativo.
  • Testamentos y disposiciones post-divorcio: es importante destacar que en España, las disposiciones testamentarias hechas a favor de un cónyuge se deben reafirmar después del divorcio. Si no, cualquier cláusula que favorezca al ex-cónyuge puede ser impugnada si las circunstancias que motivaron dicha disposición han cambiado significativamente debido a este hecho.

Si se enfrenta a una situación en la que el fallecido ha estado divorciado y existen bienes en disputa, y el heredero no aparece, en Navarro y Navarro ofrecemos un servicio especializado de búsqueda de herederos y gestión de propiedades vacías sin herederos conocidos. Así,  nos aseguramos de que los bienes del fallecido sean distribuidos correctamente y de acuerdo con la ley, especialmente en casos donde las relaciones familiares pueden ser difíciles o los registros no están claros.

Contáctanos y cuéntanos tu caso, te ayudaremos, nuestros servicios son gratuitos

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button